La elección del anillo de compromiso es un momento muy especial para una pareja. Bien sea que el novio le dé una sorpresa a la novia o que ambos decidan escoger el anillo y las alianzas juntos. Es una oportunidad inolvidable que hay que disfrutar al máximo.

Anillos de compromiso heredados

La costumbre en México de entregar un anillo de compromiso es algo que se ha mantenido en el tiempo, el ritual de pedir matrimonio es respetado en todas las culturas. Muchas familias mexicanas tienen la tradición de heredar esa joya tan especial. Por ello, muchas mujeres hoy portan en su mano un bello anillo de diamantes con diseño Art Decó que perteneció a la bisabuela de su novio. Joya que a su vez será lucida por su nuera.

Anillos de compromiso comprados

Otras familias no tienen esa tradición, por lo tanto la elección será comprarlo en una joyería, en donde recibirán toda la asesoría necesaria para encontrar el anillo ideal. Las opciones son muy variadas y hay para todos los gustos y bolsillos. Los hay de oro blanco o amarillo, de platino, modernos o clásicos. Sin embargo, siempre tienen en común un detalle: el diamante, símbolo de la pureza y el amor eterno.

Algunos deciden hacer una gran inversión y visitan las casas de alta joyería. Los más prácticos visitan los sitios web de joyerías como Cartier y allí elijen los modelos de lujo emblemáticos de la marca como el Solitario 1895, Love o Trinity Ruban.

Anillos de compromiso originales

Muchos optan por salir de lo tradicional y eligen piezas de joyería realizadas por orfebres. Estos anillos generalmente son más modernos, con metales, diseños o símbolos con los que la pareja se identifica. Anillos de compromiso con piedras especiales y elementos mágicos o religiosos.

Los anillos de compromiso recuerdan una promesa de amor y los aros de matrimonio son el símbolo de la unión de dos personas que deciden compartir su vida juntos.