Joyería en elementos cotidianos

La joyería ha trascendido y se adapta a los nuevos tiempos, el mundo moderno ha hecho que hoy, los dispositivos digitales acompañen a todos a cualquier lugar. La demanda de teléfonos inteligentes de alta gama realizados en materiales como el oro y piedras preciosas no está al alcance de todos, pero se ha convertido en una opción para los que pueden invertir en esos accesorios funcionales de lujo.

Autos, celulares, calzado, lentes de sol, indumentaria y cualquier otro accesorio que se pueda imaginar son intervenidos con piedras preciosas y semipreciosas. ¿Ostentación? puede ser, lo que no se puede negar es que estos objetos seducen a personas en todo el mundo.

Cantantes, magnates petroleros y celebridades son clientes frecuentes de las casas de joyas que se dedican a personalizar sus creaciones; no sólo en piezas ornamentales, sino también en incrustaciones de oro y diamantes en la dentadura, algunas áreas del cuerpo y otras excentricidades más.

Joyas de colección

También los objetos de colección son muy demandados, tal es el caso de una moneda con diamantes y oro valorada en casi 35 millones de pesos mexicanos.

La moneda que pesa casi dos kilos y que posee incrustaciones de diamantes rosados se encuentra en Australia y será subastada en la Casa de la Moneda de Perth. Esta moneda se convierte en la moneda más costosa acuñada en la historia de Australia.

El mercado del lujo no para de crecer y presenta también propuestas de autos de edición limitada que contienen metales como el oro y el platino en su carrocería. Estos vehículos son producidos por encargo y en ocasiones, pueden estar cubiertos de diamantes. Objetos del deseo exclusivos para multimillonarios que no desean pasar desapercibidos en ningún lugar.

Las joyas generan fascinación, son símbolo de poder y a la vez, de la más pura ostentación. Y usted, ¿Se imagina manejando un auto cubierto de diamantes?

Leave a Reply