¿Existe una ciudad del oro?

La ciudad del oro existe, no forma parte de una leyenda ancestral, de un libro o una serie de ficción. Dubái es conocida mundialmente por ser la ciudad del oro, en su conocido Zoco del Oro podrá encontrar una gran cantidad de piezas realizadas en oro blanco, amarillo, rosado y decorado con piedras preciosas y semipreciosas.

En ese mercado se encuentran la mayor cantidad de joyerías y tiendas de venta de oro de Dubái, un poco más de 300 locales en donde existe una gran variedad de artículos, joyas, trajes, adornos y cualquier cosa que se pueda imaginar.

Entrar en las tiendas es toda una experiencia, los objetos dorados y resplandecientes deslumbran. Muchos comentan que es un buen negocio comprar allí por los precios, la gran variedad y un IVA de apenas 5%, un bajo porcentaje si se compara con otros países como la India en donde el impuesto es del 10%.

Dubái no es sólo conocida por ser la capital del oro, sino también por ser el lugar de las excentricidades. Algunos objetos lujosos que se pueden ver en calles y avenidas, son los autos con detalles de lujo con brillantes y en muchos casos, vehículos Mercedes Benz con carrocería bañadas en oro de 18 kilates.

Circulan autos como el Lamborghini cubierto de oro, que fué adquirido por más de 50 millones de pesos y que actualmente se encuentra en Pakistán.

Esta opulencia no sólo se puede observar en los Estados Árabes del Golfo; también en países como Rusia y los Estados Unidos, por nombrar un par de muchos, las casas de joyas realizan diseños y piezas de alta joyería por encargo. Los diseños van desde accesorios de uso cotidiano hasta pedidos especiales de decoración e indumentaria.

La industria del lujo está dispuesta a diseñar objetos que satisfagan a los clientes más exigentes y muchos están dispuestos a invertir su dinero en piezas y joyas exclusivas de oro con piedras preciosas.