Si Dubái es conocida como la ciudad del oro, en México existe también una ciudad de la plata. Al norte de Acapulco se encuentra la ciudad de Taxco, mundialmente conocida por sus artesanos, que realizan una gran variedad de objetos de joyería. El arte de trabajar la plata en Taxco se transmite de generación en generación desde el siglo XVIII.

Cientos de tiendas de joyería se pueden encontrar en las calles de la ciudad, una gran variedad de artículos con inspiración en el barroco colonial, réplicas en plata de obras de arte prehispánico y objetos de uso cotidiano como juegos de té, cubiertos, jarrones, figuras y símbolos religiosos.

Joyería fina en Taxco

Los diseñadores de joyas ven en Taxco la oportunidad de estar en un lugar muy reconocido en el negocio de la joyería. La riqueza de sus minas y la pureza de la plata 925 en la que se realizan las más bellas creaciones son el lugar ideal para establecerse y abrir una boutique de joyas.

Un trabajo de joyería muy representativo y típico de México son las alhajas de plata con incrustaciones de piedras de obsidiana, ónix, turquesa, amatistas y una gran variedad de diversos tipos de cuarzo.

Los diseños son muy variados, van desde las formas más minimalistas y modernas, a las piezas más elaboradas y clásicas. La técnica de la filigrana se destaca por su belleza y exquisitez. Los metales en conjunto con piedras semipreciosas forman diseños decorativos de flores y animales; además del sol y la luna, elementos muy presentes en la cultura azteca.

La gran variedad y producción de la joyería típica mexicana, complica la tarea de escoger qué llevar de regalo luego de unas vacaciones. Anillos, brazaletes, aros, collares y una gran oferta de accesorios en plata de calidad, representan un pequeño ejemplo de la gran cantidad de productos que se realizan en plata en la ciudad de Taxco.